viernes, 30 de diciembre de 2011

Volver a empezar

Lectura bíblica: Marcos 14:26-31 (31)
14:26 Cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos.
14:27 Entonces Jesús les dijo: Todos os escandalizaréis de mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y las ovejas serán dispersadas.
14:28 Pero después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea.
14:29 Entonces Pedro le dijo: Aunque todos se escandalicen, yo no.
14:30 Y le dijo Jesús: De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces.
14:31 Mas él con mayor insistencia decía: Si me fuere necesario morir contigo, no te negaré. También todos decían lo mismo.

Uno de los ejercicios que las personas hacemos cada fin de año es, chequear la balanza de nuestra vida; hacer una evaluación de si las cosas han sido favorables o no, si donde estamos parados hoy es la meta del objetivo que nos trazamos o estamos donde las circunstancias nos llevaron alejándonos de lo que alguna vez soñamos. Sin embargo, cada vez hay menos personas que se atreven a planificar con atención las metas que desean alcanzar en un futuro.

Esto posiblemente se debe a que cuando nos evaluamos cada fin de año, para la gran mayoría los resultados no son muy satisfactorios; hay cosas que no logramos hacer, poco a poco nuestros planes fueron perdiéndose en el tiempo, lo urgente opacó lo importante e incluso los pactos que hicimos con Dios antes de empezar el año que pasó, fueron rotos.

Estos déficits en los resultados, acumulan obstáculos que si no tomamos en cuenta, sutilmente hurtan nuestra capacidad de vivir por un objetivo; dándonos un estilo de vida circunstancial porque el temor de fracasar otra vez nos petrifica. Preferimos ya no prometer nada a Dios para este año, porque no queremos fallarle. Preferimos no hacer planes trascendentales para no volver a vivir nuevas frustraciones.

Dios no quiere que vivamos una vida descomprometida con nuestra realidad. Él conoce nuestras falencias y sabe que muchas de las cosas que le prometemos se verán interrumpidas por nuestra humanidad. Lo mismo le sucedió al apóstol Pedro, prometió ser fiel a Jesús hasta la muerte, pero al paso de algunas horas lo estuvo negando. Pedro se descalificó a sí mismo para el ministerio, regresó a las redes, al mar, a la pesca, regresó a su vida sin sentido, sin planes ni sueños. Pero el mismo Jesús lo buscó para hacerle entender que los desaciertos del pasado no deben determinar nuestra visión del futuro.

Feliz año nuevo a todos y que Dios nos permita a través de su palabra, soñar sin temores para este nuevo año.
Ptr. José L. Verdi

viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad

Lectura Bíblica Mateo 2:1,3 (2)
2:1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos,
2:2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.
2:3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.


Independientemente de cómo se festeja Navidad en las diferentes culturas, o de si la fecha de la celebración corresponde o no a la realidad, el relato bíblico original es una historia tierna y emotiva, que encierra lecciones espirituales que no debiéramos pasar por alto.

A estos personajes de la historia se los conoce como los “Sabios de Oriente o los Tres Reyes Magos”, aunque un análisis objetivo podría concluir que no eran tres, ni eran reyes, ni eran magos. La palabra usada en el lenguaje original no se refiere a los que en nuestros días se llaman comúnmente magos, al estilo de David Copperfield, y que son mayormente ilusionistas. Los magos de la antigüedad eran estudiosos del calendario, la astronomía y la naturaleza, y pretendían anticipar fenómenos futuros. Eran los consejeros de las cortes antiguas, aunque no serían exactamente científicos en el estricto sentido moderno de la palabra.

Al principio se creía que eran nueve; después siete, cuatro, hasta llegar a tres. El número tres finalmente se adoptó por el hecho de que los sabios trajeron tres clases de regalos. Obviamente no eran reyes, pues no fueron recibidos como tales en la corte de Heredes, ni viajaron con una gran comitiva o ejército, como habría sido el caso de un rey.

Es maravilloso que extranjeros y ajenos a la religión judía fuesen guiados por Dios para honrar al Mesías. Esto nos habla de la providencia exquisita de Dios, y del hecho de que él no hace acepción de personas. El Señor guía y conduce a los que están abiertos a su dirección, sin importar quienes sean, ni de donde vengan, porque cuando lo hagan, sus vidas serán transformadas para siempre.

¡Feliz Navidad!

martes, 13 de diciembre de 2011

Somos Ungidos

Lectura bíblica: Isaías 61:1-11 (1)
Los domingos previos en este ADVENTO hemos dicho que debemos VELAR y HABLAR. No podemos callarnos, así seamos una voz en el desierto.
Este día quiero contarles que debemos hablar? y cómo es que podemos hablar?
Lo primero es que somos ungidos por Dios para hacerlo.
Analicemos que significa esto del ungimiento y entonces entenderemos la narración de Isaías.  
Ungir según el diccionario es regar una sustancia grasa sobre una superficie. En el contexto bíblico se unge con aceite. Leamos el Salmo 133:1-2 y resulta fácil entenderlo.
Santiago 5: 14 nos manda a ungir con aceite a los enfermos.
En el presente caso la unción de Jehová sobre Isaías significa designación y bendición impartida, para hacer una tarea.
Es aquí en donde se descubre lo que se hace en el Advento, se predica las buenas nuevas a muchos que se enumeran, entre ellos los abatidos, los presos, los viudos(as), los huérfanos y en mi opinión se rompe con, los paradigmas estratégicos, acá los extranjeros serán usados con poder, seremos sacerdotes del Dios Altísimo y seremos sublimes con SU gloria.
Este Dios es de justicia y derecho, lo que en mi opinión abre un frente que humanamente lo cerramos. No nos gusta hablar de lo que es honesto y honrado, peor sancionar esta incorrecciones cuando las encontramos. En el Advento todo esto seremos capaces de hacer por estar ungidos por el Señor.
Perdamos el miedo y animémonos a predicar las buenas nuevas. Estás ungido.

domingo, 11 de diciembre de 2011

El Advento

Lectura bíblica: Isaías 40: 1-11 (6)
40:1 Consolaos, consolaos, pueblo mío, dice vuestro Dios.
40:2 Hablad al corazón de Jerusalén; decidle a voces que su tiempo es ya cumplido, que su pecado es perdonado; que doble ha recibido de la mano de Jehová por todos sus pecados.
40:3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.
40:4 Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se enderece, y lo áspero se allane.
40:5 Y se manifestará la gloria de Jehová, y toda carne juntamente la verá; porque la boca de Jehová ha hablado.
40:6 Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces? Que toda carne es hierba, y toda su gloria como flor del campo.
40:7 La hierba se seca, y la flor se marchita, porque el viento de Jehová sopló en ella; ciertamente como hierba es el pueblo.
40:8 Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.
40:9 Súbete sobre un monte alto, anunciadora de Sion; levanta fuertemente tu voz, anunciadora de Jerusalén; levántala, no temas; di a las ciudades de Judá: ¡Ved aquí al Dios vuestro!
40:10 He aquí que Jehová el Señor vendrá con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él, y su paga delante de su rostro.
40:11 Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién paridas.

El domingo anterior hablamos de la
expectativa que debemos tener frente al Advento de la Parusía que nos une y por
la cual proclamamos Maranatha.
Estos son términos bíblicos que
traducidos al español quiere decir que celebramos el ADVENIMIENTO, del
aparecimiento GLORIOSO, que nos une y que nos hace proclamar VEN SEÑOR.
A la luz de las sagradas escrituras
estudiamos el libro de Marcos en el capítulo 13 y analizamos al menos siete
eventos para que el nuevo ADVENTO de JESUS se produzca.
Este domingo el énfasis está en
proclamar la segunda venida, es decir HABLAR de Jesús.
Este pasaje se escribe a un pueblo que
va a vivir en cautividad, en Babilonia, lejos de su tierra, sintiéndose
extranjeros.
Si comparamos este lenguaje usado por el
profeta con el pueblo cristiano preso en un mundo lleno de dolor y pecado,
entonces entenderemos este mensaje.
1.- Dios quiere perdonarnos los pecados
(2).
2.- Predicar aunque no te hagan caso (3)
3.- Tal como sucedió en su primera
venida, es necesario hablar de su segunda venida (4)
4.- Enderezar lo torcido, allanar todo
lo áspero (5)
5.- Predicar que la vida es transitoria
(6-8)
6.- La vida eterna es el contraste con
la vida humana (8)
7.- La venida gloriosa, PARUSIA,
finalmente se producirá y seremos sostenidos por EL mismo, no importando
nuestros quebrantos o dolores. Mt 24:31; Ap. 19: 11-21
Esta navidad es diferente porque no solo
recordamos a Jesús nacido en Belén y exaltamos su imagen de niño divino, sino
que anunciamos su segunda venida gloriosa expresando MARANATHA, ven Señor
Jesús!
Que este tiempo de Navidad te prepare
para anunciar y hablar más de Jesús a
los tuyos.

domingo, 27 de noviembre de 2011

Contra todo Pronóstico

Lectura Bíblica
Hechos 27:13-38 (23)
27:13 Y soplando una brisa del sur, pareciéndoles que ya tenían lo que deseaban, levaron anclas e iban costeando Creta.

27:14 Pero no mucho después dio contra la nave un viento huracanado llamado Euroclidón.

27:15 Y siendo arrebatada la nave, y no pudiendo poner proa al viento, nos abandonamos a él y nos dejamos llevar.

27:16 Y habiendo corrido a sotavento de una pequeña isla llamada Clauda, con dificultad pudimos recoger el esquife.

27:17 Y una vez subido a bordo, usaron de refuerzos para ceñir la nave; y teniendo temor de dar en la Sirte, arriaron las velas y quedaron a la deriva.

27:18 Pero siendo combatidos por una furiosa tempestad, al siguiente día empezaron a alijar,

27:19 y al tercer día con nuestras propias manos arrojamos los aparejos de la nave.

27:20 Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días, y acosados por una tempestad no pequeña, ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos.

27:21 Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida.

27:22 Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave.

27:23 Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo,

27:24 diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.

27:25 Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho.

27:26 Con todo, es necesario que demos en alguna isla.

27:27 Venida la decimacuarta noche, y siendo llevados a través del mar Adriático, a la medianoche los marineros sospecharon que estaban cerca de tierra;

27:28 y echando la sonda, hallaron veinte brazas; y pasando un poco más adelante, volviendo a echar la sonda, hallaron quince brazas.

27:29 Y temiendo dar en escollos, echaron cuatro anclas por la popa, y ansiaban que se hiciese de día.

27:30 Entonces los marineros procuraron huir de la nave, y echando el esquife al mar, aparentaban como que querían largar las anclas de proa.

27:31 Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados: Si éstos no permanecen en la nave, vosotros no podéis salvaros.

27:32 Entonces los soldados cortaron las amarras del esquife y lo dejaron perderse.

27:33 Cuando comenzó a amanecer, Pablo exhortaba a todos que comiesen, diciendo: Este es el decimocuarto día que veláis y permanecéis en ayunas, sin comer nada.

27:34 Por tanto, os ruego que comáis por vuestra salud; pues ni aun un cabello de la cabeza de ninguno de vosotros perecerá.

27:35 Y habiendo dicho esto, tomó el pan y dio gracias a Dios en presencia de todos, y partiéndolo, comenzó a comer.

27:36 Entonces todos, teniendo ya mejor ánimo, comieron también.

27:37 Y éramos todas las personas en la nave doscientas setenta y seis.

27:38 Y ya satisfechos, aligeraron la nave, echando el trigo al mar.
Las tormentas en la vida simplemente suceden, son un hecho. La gran mayoría no las podemos evitar. Les llamamos de diversas maneras: pruebas, tribulaciones, problemas, crisis, etc. y la mayor parte de las veces nos sorprenden. ¿Cómo reaccionamos ante las tormentas de la vida?
Las reacciones pueden ser diversas, pero generalmente una de las cosas que experimentamos es confusión, por ejemplo: ¿te has preguntado si estás en el camino correcto, si vas en el rumbo correcto? ¿Cómo irá a parar esto? ¿Has cuestionado el plan de Dios? ¿Alguna vez has hecho lo que él te dijo que hicieras y luego te has preguntado si realmente fue él quien te dijo que lo hicieras?... esto nos sucede cuando en el camino de hacer su voluntad sucede algo que nos desconcierta o que según nosotros se sale del plan o no encaja y por eso nos preguntamos ¿esto que tiene que ver con tu plan? ¿Esto por qué es de esta manera? ¿Qué me voy a encontrar en la siguiente esquina? ¿Estás seguro que es por aquí?
Otra cosa que nos llega a suceder en medio de una tormenta es que llegamos a perder la esperanza. El versículo 20 dice que habían perdido la esperanza de salvarse. Pérdida no solo de la paz, la tranquilidad sino de la esperanza de salvarte. Esto muchas veces nos lleva a buscar culpables. Culpamos a los demás, a nosotros mismos, al gobierno y hasta a dios. Sin embargo, aunque las tormentas no son nada agradables, nos ayudan en cosas buenas. Una de ellas es que nos lleva a la reflexión. Algo interesante que sucede en este tiempo es que lo que pensabas que era importante no lo es o que las cosas que no considerabas tan importantes lo son. Que quizás por lo que te estabas afanando no vale tanto la pena y que aquello que estás descuidando, es más importante de lo que pensabas. Que hay cosas que en otro tiempo te era útiles y ahora no te sirven de nada y lo que no valorabas, ahora lo valoras. Que las cosas que a lo mejor no le prestabas tanta atención resultan ser vitales, por ejemplo: no pasar tiempo con Dios… en medio de la tormenta te das cuenta que no le conoces mucho. Las tormentas te llevan al análisis.
Las sacudidas te llevan al descubrimiento de cosas, de qué eres capaz y de qué no y generalmente te das cuenta que aguantas más de lo que pensabas. En medio de las tormentas quizás haya mucho ruido en tu interior y exterior, pero es un buen momento de enfocarte y escuchar a Dios como una voz apacible y una frase sencilla pero muy poderosa, algo como: confía en mí, o… estoy contigo, o… no te acobardes, no temas, o… yo tengo el control.
Las tormentas te dan el potencial para un cambio de vida profundo. Si la sacudida te lleva a buscar a Dios la has sabido aprovechar. Si la sacudida te lleva a evaluarte a ti y no a Dios, vas bien. Si la sacudida te lleva a buscar ser mejor cristiano, ha valido la pena. Así que si estás pasando por una tormenta, Dios quiere fortalecerte, porque el hombre puede darte ánimo, pero Dios es el único que te da fuerza.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Tercer viaje de Pablo


Lectura bíblica: Hechos 18:24-28 (20:35 "Mas bienaventurado es dar que recibir")
18:24 Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría,
varón elocuente, poderoso en las Escrituras. 18:25 Este había sido instruido
en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba
diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el
bautismo de
Juan. 18:26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero
cuando le
oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más
exactamente el
camino de Dios. 18:27 Y queriendo él pasar a Acaya, los
hermanos le
animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y
llegado él allá,
fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído;
18:28 porque con
gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos,
demostrando por las
Escrituras que Jesús era el Cristo.
En este mes misionero revisaremos la historia de Pablo en su tercer viaje misionero abordando cuatro momentos diferentes.El primero tiene que ver con el encuentro entre dos predicadores, Apolos y Pablo, este último descubriendo que el primero tenía una gran intención pero que no conocía peor había aceptado a Cristo como su Salvador. Es una gran enseñanza para quienes se bautizan. Hay que recibir el Espíritu Santo cuando se recibe a Jesús, caso contrario el bautismo no tiene sentido.Segundo, se aclara una historia de los exsorcistas ambulantes que creyeron que se trataba de una suerte de sortilegio, invocar el nombre de Jesús para obtener los beneficios y cobrar los honorarios para ser famosos. Les fue mal porque no se puede tomar el nombre del Señor en vano.Tercero, nuevamente se produce un alboroto a causa de la predica de salvación. Hay tal convulsión con la aceptación de Jesús que se quiebra el negocio de los adoradores de la gran diosa Diana de los Efesios. En consecuencia Pablo es perseguido. Notemos que cada vez que el bolsillo de quienes hacen el negocio religioso, se arman los alborotos.Y, cuarto es un poco jocoso pero real, la historia de un Pablo predicador aburrido y disertador de larga duración provoca el sueño de un tal Eutico que se cae del tercer piso y se muere, provocando que Pablo lo resucite en presencia de los demás que en consecuencia se rindieron ante el poder del ES que se expresaba en la vida del apóstol.Escoja Ud esta mañana que historia le impacta y dígale a su Señor que a EL y solo a EL va a rendir su vida.Que Dios le bendiga ricamente

sábado, 29 de octubre de 2011

Jesús el buen pastor

Lectura bíblica: Juan 10: 1-21(7)




10:1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. 10:2 Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. 10:3 A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. 10:4 Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. 10:5 Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. 10:6 Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía.10:7 Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.10:8 Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. 10:11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. 10:12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. 10:13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. 10:14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, 10:15 así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. 10:16 También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor. 10:17 Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. 10:18 Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre. 10:19 Volvió a haber disensión entre los judíos por estas palabras. 10:20 Muchos de ellos decían: Demonio tiene, y está fuera de sí; ¿por qué le oís? 10:21 Decían otros: Estas palabras no son de endemoniado.


¿Puede acaso el demonio abrir los ojos de los ciegos?Estamos celebrando el Dia de la Reforma y hemos gozado de una espléndida noche de reflexión y conversatorio el pasado viernes 28. No haré mas énfasis en el tema de Martín Lutero y la Reforma protestante, a cambio me referiré a un tema fresco para todos: JESÚS EL BUEN PASTOR.
Si hay un modelo al que imitar este es el de Jesús y a los pastores nos queda claro que su ejemplo es el que debemos seguir.
Voy a intentar sumergirme en el texto de este hermoso pasaje para extraer las enseñanzas entrelazadas en las Sagradas Escrituras.
La primera figura de un pastor se describe en la persona de Abel, de modo que es la tarea mas antigua que un ser humano ha desarrollado y esto incluye el cuidado para llevarlas a buenos pastos y aguas frescas, cuidarlas de los terrenos quebradizos, vigilar que no sean devoradas por otros animales, guardarlas en un redil para que pasen la noche seguras.
Miremos algunos pasajes de las escrituras que nos hablan de estos detalles. A la vez pensemos que no todos los animales se comportan como las ovejas y que el pastoreo escogido como el ejemplo tiene una riqueza espiritual que no lo pueden brindar los leones por ejemplo o los cerdos.
El pastor de acuerdo al tamaño del rebaño suele encargarlo a su hijos para el cuidado o puede contratar un empleado para que le ayude, lo cual ya implica un cuidado indirecto.
Cualquiera de ellos debe responder por las ovejas encargadas.
En el AT la figura cimera del pastor la tiene el Salmo 23, en tanto que en el NT la tiene este capítulo 10 de Juan.
Para quienes somos sus pastores este es undía especial para rendirle cuentas a Dios por cada uno de Uds.
El Señor les bendiga siempre

domingo, 16 de octubre de 2011

Testimonio eficaz


Lectura Bíblica
1 Juan 2: 1-6 (6)
2:1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
2:2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
2:3 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.
2:4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;
2:5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.
2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.
El testimonio es una palabra que significa dar una declaración que afirma o asegura una cosa. También representa una prueba, justificación y comprobación de la certeza o existencia de una cosa. El testimonio cristiano como valor es más que una afirmación o declaración, es el ejemplo de vida que damos a los demás a partir de nuestros principios y valores cristianos. Es la evidencia real del cambio que Jesucristo ha realizado en nuestras vidas.
El cristiano está llamado a dar testimonio de su fe verdadera en Jesucristo a través del ejemplo de vida, ya sea por medio de palabras, actos o gestos. Y esto no para vanagloria propia sino para que vean y crean en el Señor Jesucristo. Pero, como suele suceder en toda práctica de un valor, no siempre todos son consecuentes con los mismos. Hay los que hablan y pregonan la vigencia de algún valor y luego con sus actos contradicen todo lo afirmado. En estos casos solemos decir: mal testimonio de vida.
El testimonio de vida tiene dos aspectos: el testimonio personal y el testimonio colectivo. En ambos casos los testimonios tienen como propósito dar a conocer el nuevo cambio de vida, la plenitud de vida en Cristo. El cambio de una vida mediocre a una vida de calidad.
Hoy el mundo necesita de los ejemplos de vida, tanto personales como colectivos, que conlleven a un cambio radical y cuyos resultados sean una vida feliz y agradable. Necesitan este testimonio los padres de familia, los hijos, los gobernantes, los maestros, los cristianos y toda persona que anhela un mundo mejor.
Jesús mismo es un ejemplo o testimonio de vida. Vino al mundo a redimir a todo aquel que estaba perdido y otorgarle una vida abundante a través de la fe en Él. Dio su vida como sacrificio vivo. Todo su ministerio es ejemplo de santidad y obediencia a su Padre celestial.
Vivir la fe y proclamar sus enseñanzas es lo que nos pide Jesús. A través de la propia vida, buscando las ocasiones para hablar, no desaprovechando ni una sola oportunidad que se nos presente, damos a conocer al Señor. Nuestra tarea consiste, en buena parte, en hacer alegre y amable el camino que lleva a Cristo. Si actuamos así, muchos se animarán a seguirlo, y a llevar la alegría y la paz del Señor a otros hombres. ¡El mundo sería un lindo paraíso para habitar!
Que el Señor de la Vida nos ayude a dar buen testimonio de nuestras fe cristiana, ahora y siempre. Amén.
Pr. Julio Cabrera

sábado, 8 de octubre de 2011

Seguridad de Salvación

Lectura bíblica: 1 de Juan 1-12 (12)

2:1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.
2:2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.
2:3 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.
2:4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;
2:5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.
2:6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.
2:7 He
rmanos, no os escribo mandamiento nuevo, sino el mandamiento antiguo que habéis tenido desde el principio; este mandamiento antiguo es la palabra que habéis oído desde el principio.
2:8 Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.
2:9 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas.
2:10 El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo.
2:11 Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.
2:12 Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.

El segundo e inmediato tema del compromiso cristiano tiene que ver con la Seguridad de Salvación.

Los ejemplos para aclarar el tema sobran. Comenzaré diciéndoles que cuando Ud se salva de morir, es evidente el susto y la alegría por lo sucedido. Si alguien ha sido salvado de ahogarse lo puede contar, si fue por un accidente de tránsito de la misma manera, si alguien escapó de un incendio igual pero si alguien estuvo por morir por una enfermedad podrá contar cómo luchó y se salvó.

El resultado es el mismo, se salvó y de esto está seguro a tal punto que disfruta de la vida. Quien sabe cambió su estilo de vida y mejoró sus perspectivas y goza mejor de la vida.

Permítame aplicar este mismo proceso con la vida de dos personajes bíblicos. El uno es Pablo, quien era un perseguidor de la iglesia, cruel, despiadado, de pronto tiene una experiencia espectacular que o deja ciego y se convierte en la fe hacia Jesús. EL lo salva y en consecuencia su vida cambia. Gocemos de este episodio en Hechos 9.

El otro personaje viene del AT y se relata en el libro de Números 22, se trata de Balaam.

Yo no sé a quien Ud se parece, pero si no tiene seguridad de salvación le invito a tomar su decisión hoy. No importa si ha venido por años a la iglesia, si canta en el coro, si da su ofrenda religiosamente, si tiene amigos cristianos.

La salvación es personal, nadie le puede dar decidiendo, acepte a Cristo hoy y asegure su salvación.

Que Dios le toque el día de hoy.

Pr. Roberto Proaño

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Conciencia de Eternidad


Lectura bíblica: Eclesiastés 3:1-15 (11)
3:1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
3:2 Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
3:3 tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
3:4 tiempo de llorar, y tiempo de reir; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
3:5 tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
3:6 tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
3:7 tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; 3:8 tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.
3:9 ¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?
3:10 Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él.
3:11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.
3:12 Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida;
3:13 y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.
3:14 He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.
3:15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó. 


Iniciamos una nueva serie de temas, relacionados con los desafíos del Compromiso Cristiano, es decir de la Fe verdadera.
El primero que me asaltó es el que tiene que ver con la conciencia de la vida eterna.
Revisando la historia de la iglesia me he topado con que este fue uno de los puntos cardinales de la lucha que libraron los cristianos del primer siglo. Hubieron filósofos contrarios a la predica de Jesús que desenfadadamente predicaban que no hay tal vida eterna.
Hoy a dos mil años de las enseñanzas de maestro de Galilea hay personas que creen lo mismo. Por ventura el ES sigue iluminando las vidas de más y más personas en el mundo.
Este pasaje divide claramente lo que para el Predicador es indiscutible, unas son las cosas que con el cronos realizamos y otras las del Kyrios.
En las terrenales basta organizarse para encontrar tiempo para todo, en las celestiales basta tener a Jesús para tener VIDA.
El evangelista Juan, aquel que casi muere quemado por aceite, que escribió el Apocalipsis, nos revela que Jesús vino para darnos vida eterna.
La secuencia de este proceso comienza con un cambio de vida, de derrota a victoria, de oscuridad a claridad, de tristeza a alegría, de sin propósito a con propósito.
Si perdemos la conciencia de eternidad entonces somos dignos de lástima, al contrario lo que nos cambia la vida y nos hace vivir en abundancia es la seguridad de una nueva vida, en donde la muerte no gana ni es el fin.
Recreemos algunas de esas escenas de la vida de Jesús para incluir allí la nuestra.
Dios nos bendiga
Pr. Roberto Proaño

jueves, 22 de septiembre de 2011

La humildad


Lectura bíblica: 1 Pedro 5:1-11 
5:1 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:
5:2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;
5:3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.
5:4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.
5:5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque:
Dios resiste a los soberbios,
Y da gracia a los humildes.5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;
5:9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo.
5:10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.
5:11 A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
En este capítulo, deseo rescatar el concepto de la humildad, revisando el enfoque de su autor, el apóstol Pedro.
El mensaje está dirigido al pueblo cristiano de aquella época. Directamente habla a los ancianos, gente de autoridad reconocida en el medio y especialmente en la iglesia, pero también habla a los jóvenes de manera especial.
La humildad no tiene nada que ver con las apariencias de humildad en el caminar, el vestir , el comer etc.
Está intimamente relacionada con la cualidad de ser obediente a Dios. Siempre EL es lo primero y YO el menor, así habla y actúa el humilde. Miremos de cerca como se sirve al Señor en la Iglesia de Jesucristo.
La sumisión es una cualidad del humilde, es decir tiene la capacidad de obedecer sin cuestionar y con gozo.
La sobriedad, se traduce como la cualidad de dominio propio para conservar las prioridades en la vida sin perder el control.
El proceso de la humildad desencadena estos eventos espirituales: la perfección, la afirmación, la fortaleza y el establecimiento definitivo.
Gocemos juntos de las escrituras volteando estos conceptos en el vínculo del matrimonio. piense un momento como esto se aplicaría a su vida y las consecuencias que tendría llevar una vida humilde.
Que Dios nos de gracia.
Pr. Roberto Proaño

jueves, 15 de septiembre de 2011

LA FIDELIDAD

Lectura bíblica: Jeremías 2:1-13 (2b)


2:1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2:2 Anda y clama a los oídos de Jerusalén, diciendo: Así dice Jehová: Me he acordado de ti, de la fidelidad de tu juventud, del amor de tu desposorio, cuando andabas en pos de mí en el desierto, en tierra no sembrada. 2:3 Santo era Israel a Jehová, primicias de sus nuevos frutos. Todos los que le devoraban eran culpables; mal venía sobre ellos, dice Jehová. 2:4 Oíd la palabra de Jehová, casa de Jacob, y todas las familias de la casa de Israel. 2:5 Así dijo Jehová: ¿Qué maldad hallaron en mí vuestros padres, que se alejaron de mí, y se fueron tras la vanidad y se hicieron vanos? 2:6 Y no dijeron: ¿Dónde está Jehová, que nos hizo subir de la tierra de Egipto, que nos condujo por el desierto, por una tierra desierta y despoblada, por tierra seca y de sombra de muerte, por una tierra por la cual no pasó varón, ni allí habitó hombre? 2:7 Y os introduje en tierra de abundancia, para que comieseis su fruto y su bien; pero entrasteis y contaminasteis mi tierra, e hicisteis abominable mi heredad. 2:8 Los sacerdotes no dijeron: ¿Dónde está Jehová? y los que tenían la ley no me conocieron; y los pastores se rebelaron contra mí, y los profetas profetizaron en nombre de Baal, y anduvieron tras lo que no aprovecha. 2:9 Por tanto, contenderé aún con vosotros, dijo Jehová, y con los hijos de vuestros hijos pleitearé. 2:10 Porque pasad a las costas de Quitim y mirad; y enviad a Cedar, y considerad cuidadosamente, y ved si se ha hecho cosa semejante a esta. 2:11 ¿Acaso alguna nación ha cambiado sus dioses, aunque ellos no son dioses? Sin embargo, mi pueblo ha trocado su gloria por lo que no aprovecha. 2:12 Espantaos, cielos, sobre esto, y horrorizaos; desolaos en gran manera, dijo Jehová. 2:13 Porque dos males ha hecho mi pueblo: me dejaron a mí, fuente de agua viva, y cavaron para sí cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.





En el ambiente cristiano podremos entender claramente esta asociación muy usual en la biblia, sobre el matrimonio y la relación entre Dios y su pueblo. Fuera del ambiente cristiano se entenderá con rigurosidad clásica el concepto de fidelidad.

Para los musulmanes, los cristianos somos los infieles y para los cristianos quienes no tienen a Cristo en su corazón son los impíos.

Cómo entender a Jeremías el profeta de Dios en estas afirmaciones?

Sencillo, el ha vivido la impiedad de su pueblo y nada puede hacer con los oidos sordos o la ceguera espiritual, de manera que solo sentencia y da la voz de alerta.

Examinemos varias de las alegorías que el usa. Describe una a una las acciones y las compara con las de un joven que se ha casado. Fiel, amante, compañero desinteresado. Soportaba los ataques externos.

De pronto se pregunta que pasó para que estos valores cambiaran y se trocaran por la vanidad, la ingratitud, la deslealtad, comenzando por los líderes sean civiles o religiosos.

En el mundo se entiende que sin Dios, la gente deambule rindiendo loas al diablo, pero que siendo de la familia de Dios que cambies tu vida por la de un pecador, equivale a cavar cisternas rotas que no retienen el agua.

La fidelidad es la fuente inagotable para saciar la sed, después de largas jornadas de lucha o de la fatiga del día o simplemente luego de la adversidad y el caminar diario, es hermoso llegar a la fuente de tu cisterna de agua limpia.

Se nota al hombre y la mujer que tienen calmada su sed.

Que Dios nos bendiga.

viernes, 9 de septiembre de 2011

La obediencia

Lectura bíblica: Hechos 5: 29-39 (29)





5:29 Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres. 5:30 El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, a quien vosotros matasteis colgándole en un madero. 5:31 A éste, Dios ha exaltado con su diestra por Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y perdón de pecados. 5:32 Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen. 5:33 Ellos, oyendo esto, se enfurecían y querían matarlos. 5:34 Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles, 5:35 y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres. 5:36 Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada. 5:37 Después de éste, se levantó Judas el galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados. 5:38 Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; 5:39 mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.


Luego de haber abordado el tema del amor y el respeto, quiero presentarles una reflexión sobre la obediencia.
Desde el Génesis este es un tema transversal que cruza hasta el Apocalipsis.
En el Edén cuando todo era un paraíso, fue la desobediencia la causa del desastre. Reiteradas veces hemos visto al pueblo de Israel, desobedecer y pagar las consecuencias por esta razón.
En el N. Testamento, el tema de la obediencia se vuelve supremamente importante. Vemos aquí en el libro de los Hechos de los Apóstoles que la conminación es OBEDECER a DIOS antes que a los HOMBRES.
Llama también la atención que está admonición se repita en el libro a los Efesios en el capítulo 6 verso 1 y 5. Primero pidiendo a los hijos OBEDECER a sus padres EN EL SEÑOR y a los siervos OBEDECER a los amos con temor y temblor.
Con su permiso voy a invertir el orden y les hablaré de los casos respectivos a la luz de la Biblia.
El no obedecer al jefe, implica desacato de la autoridad. Hoy en día el mundo ha perdido el respeto a la autoridad. En el AT no obedecer al rey equivalía a firmar sentencia de muerte.
En el caso de la desobediencia y rebeldía de los hijos, la sanción también era fatal.
En el caso de la desobediencia a Dios, es el extremo del desastre.
Para cualquiera de los casos las consecuencias son funestas, por esta razón en esta mañana dedicaremos nuestro tiempo para revisar si somos obedientes, primero al Señor y luego a nuestras respectivas autoridades comenzando por la casa.
Que Dios nos bendiga grandemente.








Pastor Roberto Proaño

miércoles, 31 de agosto de 2011

Amor y respeto


Lectura bíblica: Efesios 5:21-33(33)



5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios. 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 5:23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 5:24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 5:26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 5:27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 5:28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 5:29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, 5:30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. 5:31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.5:32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. 5:33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.


La primera parte de los sermones dedicados en este bimestre los ocuparemos reflexionando desde la Palabra de Dios los siguientes tópicos:
Amor y respeto, Obediencia, Fidelidad y Humildad.
Nos parecerán reiterativos algunos temas y con las disculpas debidas a quienes ya los han escuchado, pero creo importante revisarlos una y otra vez.
El modelo universal para hablar de estos temas es el matrimonio. Ultimamente sometido a todo tipo de bombardeos noveleros, esta institución soporta los más variados desafíos de la post modernidad.
No obstante, en las milenarias páginas de la biblia, se dice que llegaran tiempos en que prohibirán casarse (1 Timoteo 4:3), cosa que la predicaban los Esenios y los griegos de aquel entonces que consideraban a la materia como mala. El disfrute del bienestar en la familia era malo, se buscaba lo espiritual pero sin Dios.
Tanto en el ayer como el día de hoy, la crisis es la misma.
Se quiere prescindir del matrimonio y hoy tengo que decirles pocas cosas que hacen del matrimonio trascendente.
Se basa en el AMOR y en el RESPETO.
Cada vez debo repetir que el matrimonio es sacrificial. Así entiendo la razón que Jesús tuvo para comparar al matrimonio con la iglesia.
Miremos algunos análisis bíblicos y entonces hagamos conclusiones.
Pero así como muchos no quieren ir a la iglesia o le niegan su rol, así muchos no quieren aceptar al matrimonio
El matrimonio es sacrificial. Así como la iglesia recibió el sacrificio de Cristo como testimonio del amor de Dios, el hombre y la mujer deben sacrificarse en el matrimonio el uno por el otro.
El hombre se sacrifica AMANDO a su mujer y esta RESPETANDO a su marido.
Este es uno de los compromisos cristianos.
Dios nos bendiga a cada uno.

jueves, 25 de agosto de 2011

Humildad



1 Pedro 5:1-11 (5b)



5:1 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada: 5:2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto; 5:3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. 5:4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria. 5:5 Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.5:6 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 5:8 Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 5:9 al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 5:10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 5:11 A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.


La Biblia dice que la bendición de Dios es la que enriquece y no añade tristeza con ella. No todo lo que llega a nuestras vidas, proviene de Dios, puede venir de nuestros caprichos y deseos egoístas, de nuestros deseos de vanagloria, y orgullo.
En la historia bíblica hubo dos reyes, uno escogido por los hombres y el otro escogido por Dios. El primero el rey Saúl, nunca entendió que la obediencia lo llevaría al triunfo en su reinado, mantuvo una actitud de obstinación y desobediencia a Dios. Se dejó contaminar de un espíritu de amargura contra el rey David, que lo llevó finalmente a quitarse la vida.
Pero hubo otro rey elegido por Dios quien lo tomó de la majada de las ovejas, pues este hombre era pastor. Un joven de quince años, cantaba a Dios con su arpa y le componía versos. Humilde de espíritu, prudente en sus palabras, fuerte para la pelea; pero desde niño lo caracterizaba su obediencia a su padre. Sabía que honrar a sus padre le traería bendición, conocía muy bien el quinto mandamiento de la Ley: “Honra a tu padre y a tu madre, como el Señor tu Dios te lo ha ordenado, para que disfrutes de una larga vida y te vaya bien en la tierra que te da el Señor tu Dios” y su humildad lo llevó a ser el rey de Israel, y por su linaje vendría el Salvador del mundo. Bajo ese linaje de bendición estamos los que hayamos creído en el Señor Jesucristo como nuestro salvador y Señor, que gran privilegio.
Está escrito: El que se exalta será humillado pero el que se humilla será exaltado.
“Si las victorias de la vida nos hacen orgullosos, estamos cerca de la caída”


Pastor Julio Cabrera

miércoles, 24 de agosto de 2011

No es el mismo Dios



Lectura bíblica: Jueces 6:1-10 (10)



6:1 Los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en mano de Madián por siete años.
6:2 Y la mano de Madián prevaleció contra Israel. Y los hijos de Israel, por causa de los madianitas, se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares fortificados.
6:3 Pues sucedía que cuando Israel había sembrado, subían los madianitas y amalecitas y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban.
6:4 Y acampando contra ellos destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos.
6:5 Porque subían ellos y sus ganados, y venían con sus tiendas en grande multitud como langostas; ellos y sus camellos eran innumerables; así venían a la tierra para devastarla.
6:6 De este modo empobrecía Israel en gran manera por causa de Madián; y los hijos de Israel clamaron a Jehová.
6:7 Y cuando los hijos de Israel clamaron a Jehová, a causa de los madianitas,
6:8 Jehová envió a los hijos de Israel un varón profeta, el cual les dijo: Así ha dicho Jehová Dios de Israel: Yo os hice salir de Egipto, y os saqué de la casa de servidumbre.
6:9 Os libré de mano de los egipcios, y de mano de todos los que os afligieron, a los cuales eché de delante de vosotros, y os di su tierra;
6:10 y os dije: Yo soy Jehová vuestro Dios; no temáis a los dioses de los amorreos, en cuya tierra habitáis; pero no habéis obedecido a mi voz.

Conocer la historia bíblica, sus gentes, los pueblos, la geografía, apasiona e invita a la reflexión. Pero más que eso hoy queremos extraer una enseñanza de tipo espiritual que contribuya no solo a nuestro conocimiento sino al desarrollo espiritual.
Les invito a conocer un poco a este pueblo MADIANITA, desde la perspectiva generacional.
Moisés, tan pronto se revela contra el faraón en Egipto debe huir hacia las tierras de Madian, localizadas en la península arábica, eran nómadas y seminómadas, ricos en ganados, rebaños y camellos.
Moisés encuentra su esposa aquí, su suegro se llamaba Jetró y era un sacerdote que le enseñó como organizar a su pueblo, lo que nos habla que ese pueblo ya tenía un sentido de organización social probado.
Moisés tuvo aquí su primer hijo al cual llamó GERSÓN, que quiere decir FORASTERO.
Posteriormente encontramos otro dato histórico de los madianitas cuando Abraham que ya estaba viudo, busca otra esposa en Génesis 25:1-2 y en la cual engendra seis hijos mas y los envía a Madián.
En el mismo libro de Gén 37: 28, son los madianitas que venden a José en manos de los ismaelitas.
Algunos historiadores identifican a Ismael con Madian por su proceder en contra de los Israelitas.
Va a ser en Jueces con el aparecimiento de GEDEON que se visualiza la rivalidad entre los madianitas y los israelitas. Tenían El mismo padre, Abraham, pero NO tienen el mismo Dios.
El día de hoy se suele decir que no importa a la iglesia que vayas porque tenemos el mismo Dios, permíteme decirte que si Jesús no es tu Salvador, que el espíritu Santo es único y que Dios Padre son uno solo, entonces No es el mismo Dios.
Quizás tus padres tienen a Dios trino pero si tú no lo tienes no tenemos la misma fe. De ahí se desprende la urgencia de tener a Jesús como tu Salvador personal.


miércoles, 10 de agosto de 2011

SIRVIENDO A LOS CANANEOS



LECT. BIBLICA: Génesis 9:18-29 (26)








9:18 Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet; y Cam es el padre de Canaán. 9:19 Estos tres son los hijos de Noé, y de ellos fue llena toda la tierra. 9:20 Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña; 9:21 y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda. 9:22 Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y lo dijo a sus dos hermanos que estaban afuera. 9:23 Entonces Sem y Jafet tomaron la ropa, y la pusieron sobre sus propios hombros, y andando hacia atrás, cubrieron la desnudez de su padre, teniendo vueltos sus rostros, y así no vieron la desnudez de su padre. 9:24 Y despertó Noé de su embriaguez, y supo lo que le había hecho su hijo más joven, 9:25 y dijo: Maldito sea Canaán; Siervo de siervos será a sus hermanos. 9:26 Dijo más: Bendito por Jehová mi Dios sea Sem, Y sea Canaán su siervo. 9:27 Engrandezca Dios a Jafet, Y habite en las tiendas de Sem, Y sea Canaán su siervo. 9:28 Y vivió Noé después del diluvio trescientos cincuenta años. 9:29 Y fueron todos los días de Noé novecientos cincuenta años; y murió.






El yugo de servidumbre que el pueblo de Israel sufrió luego del diluvio tiene una historia. Esta se encuentra en el pasaje que hemos dado lectura.
Permítanme recrearlo y releerlo para tener cabal entendimiento del mensaje de este domingo.
Hablamos de Noé como el segundo Adán y de su mujer como la segunda Eva. Sus tres hijos fueron Sem, Cam y Jafet.
Los descendientes mas sobresalientes de estos tres hijos fueron, en el caso de Sem, Abram y de el en su descendencia vendría el Mesías; en el caso de Cam, el descendiente mas importante y notable es Canaán; en el caso de Jafet, sus hijos mas notables Magog y Gomer entre los otros que cita Génesis 10.
Los descendientes de Sem se denominaran semitas y los de Cam, cananeos. La biblia nos cuenta que Dios le promete a Abram una tierra que era la de Canaán.
Por qué Dios les despoja de su tierra a los cananeos?
Hay que entender la historia que hemos leído y recordar que los cananeos habitaron los territorios que se conocieron como Sodoma y Gomorra.
Nos llama a la reflexión que el castigo de Dios sobre Canaán fue por mirar la desnudez de su padre.
Que los cananeos vivieron una vida loca e inmoral, incompatible con la santidad de Dios.
Pero nuestra historia se detiene cuando leemos en el libro de los Jueces capítulo 4 versos 1 al 3 y miramos a Israel volviendo a hacer lo malo ante los ojos de Jehová y e consecuencia los vendió en manos del rey Jabín de Canaán.
He aquí la gran lección si decidimos vivir en el mundo de pecado, seremos esclavos del rey de pecado y hasta creeremos que Sodoma y Gomorra es el objetivo.
A cambio está la elección de luchar en contra de la corriente de este mundo para conquistar esa tierra prometida.
Israel lo logró luego de veinte años de sometimiento a Jabín.
Aquí empata nuestro mensaje de domingos pasados con Débora, gracias a ella fueron liberados.
Hermanos, es hora de reaccionar y mirar a quien vamos a servir a Jesús o a Jabín.
Dios te acompañe en esta decisión vital.

martes, 9 de agosto de 2011

DIOS HABLA HOY



Lectura bíblica: 1 Samuel 5: 1-12 (6)





5:1 Cuando los filisteos capturaron el arca de Dios, la llevaron desde Eben-ezer a Asdod. 5:2 Y tomaron los filisteos el arca de Dios, y la metieron en la casa de Dagón, y la pusieron junto a Dagón. 5:3 Y cuando al siguiente día los de Asdod se levantaron de mañana, he aquí Dagón postrado en tierra delante del arca de Jehová; y tomaron a Dagón y lo volvieron a su lugar. 5:4 Y volviéndose a levantar de mañana el siguiente día, he aquí que Dagón había caído postrado en tierra delante del arca de Jehová; y la cabeza de Dagón y las dos palmas de sus manos estaban cortadas sobre el umbral, habiéndole quedado a Dagón el tronco solamente. 5:5 Por esta causa los sacerdotes de Dagón y todos los que entran en el templo de Dagón no pisan el umbral de Dagón en Asdod, hasta hoy. 5:6 Y se agravó la mano de Jehová sobre los de Asdod, y los destruyó y los hirió con tumores en Asdod y en todo su territorio. 5:7 Y viendo esto los de Asdod, dijeron: No quede con nosotros el arca del Dios de Israel, porque su mano es dura sobre nosotros y sobre nuestro dios Dagón. 5:8 Convocaron, pues, a todos los príncipes de los filisteos, y les dijeron: ¿Qué haremos del arca del Dios de Israel? Y ellos respondieron: Pásese el arca del Dios de Israel a Gat. Y pasaron allá el arca del Dios de Israel. 5:9 Y aconteció que cuando la habían pasado, la mano de Jehová estuvo contra la ciudad con gran quebrantamiento, y afligió a los hombres de aquella ciudad desde el chico hasta el grande, y se llenaron de tumores. 5:10 Entonces enviaron el arca de Dios a Ecrón. Y cuando el arca de Dios vino a Ecrón, los ecronitas dieron voces, diciendo: Han pasado a nosotros el arca del Dios de Israel para matarnos a nosotros y a nuestro pueblo. 5:11 Y enviaron y reunieron a todos los príncipes de los filisteos, diciendo: Enviad el arca del Dios de Israel, y vuélvase a su lugar, y no nos mate a nosotros ni a nuestro pueblo; porque había consternación de muerte en toda la ciudad, y la mano de Dios se había agravado allí. 5:12 Y los que no morían, eran heridos de tumores; y el clamor de la ciudad subía al cielo.
Iniciamos este mes con una nueva reflexión asociada a las exposiciones del pasado mes. Ya vimos como se vivió bajo algunos jueces, esperamos ver el otro lado de la moneda.Esto es cómo vivieron bajo la servidumbre de varios pueblos.
Nos corresponde aprender la historia de los filisteos.
Respondamos algunas preguntas anturales para entender este episodio bíblico.
Todo pasó cuando los filisteos capturaron el arca y a consecuencia el sacerdote Elí murió al caerse de nuca.
Los filisteos se llevaron el arca y la pusieron en el suelo frente a la estatua del dios Dagón. Cerraron las puertas y al día siguiente Dagón estaba en el piso rodando. Volvieron a colocar a Dagón en su sitio y hasta lo sujetaron para que no se vuelva a caer, pero al día siguiente yacía en el piso desmembrado, hacho una calamidad.
Los filisteos se asustaron y deseaban que se lleven el arca.
Dice el verso 6 que se agravó la mano de Jehová sobre los de Asdod y los destruyó y los hirió con tumores........
Fueron dos consecuencias terribles las que cayeron sobre los filisteos, las pestes y los tumores.
Permítanme ensayar unos pensamientos médicos sobre este tema.
Es interesante saber como fueron curados de los tumores y de las pestes.
Me llama la atención la cantidad de tumores que vemos el día de hoy. Hacemos una gran cantidad de estudios para conocer su naturaleza, pero nunca averiguamos si tendrán un orígen espiritual.
Permítanme preguntarles si Dios está como exclusivo en sus vidas o lo han mezclado con algún Dagón. El resultado es tumores, enfermedad.
Cómo limpiar este mal de sus cuerpos. Primero dele el lugar que le corresponde a Dios y luego entreguele los tumores en el altar.
No caiga en la trampa de racionalizar la enfermedad, no crea que ha sido por casualidad. Aprendamos la lección rápido, el arca es un símbolo del AT, mientras que Jesús es una realidad para el día de hoy por eso digo que DIOS HABLA HOY.


Pastor Roberto Proaño

martes, 2 de agosto de 2011

Una Noticia Aterradora

1 Samuel 4:15-22 (21)

4:15 Era ya Elí de edad de noventa y ocho años, y sus ojos se habían oscurecido, de modo que no podía ver.
4:16 Dijo, pues, aquel hombre a Elí: Yo vengo de la batalla, he escapado hoy del combate. Y Elí dijo: ¿Qué ha acontecido, hijo mío?
4:17 Y el mensajero respondió diciendo: Israel huyó delante de los filisteos, y también fue hecha gran mortandad en el pueblo; y también tus dos hijos, Ofni y Finees, fueron muertos, y el arca de Dios ha sido tomada.
4:18 Y aconteció que cuando él hizo mención del arca de Dios, Elí cayó hacia atrás de la silla al lado de la puerta, y se desnucó y murió; porque era hombre viejo y pesado. Y había juzgado a Israel cuarenta años.
4:19 Y su nuera la mujer de Finees, que estaba encinta, cercana al alumbramiento, oyendo el rumor que el arca de Dios había sido tomada, y muertos su suegro y su marido, se inclinó y dio a luz; porque le sobrevinieron sus dolores de repente.
4:20 Y al tiempo que moría, le decían las que estaban junto a ella: No tengas temor, porque has dado a luz un hijo. Mas ella no respondió, ni se dio por entendida.
4:21 Y llamó al niño Icabod, diciendo: ¡Traspasada es la gloria de Israel! por haber sido tomada el arca de Dios, y por la muerte de su suegro y de su marido.
4:22 Dijo, pues: Traspasada es la gloria de Israel; porque ha sido tomada el arca de Dios.


“Y llamó al niño Icabod, diciendo ¡Traspasada es la gloria de Israel! por haber sido tomada el arca de Dios…” (1 Samuel 4:21).
El diccionario Strong da esta definición de la palabra que se traduce traspasada: “desnudar (espec. en sentido deshonroso); por implicación desterrados (cautivos que usualmente se les desnuda); … trasladar, traspasar…” En otras palabras, así como a los cautivos se les desnudaba para avergonzarlos despojándolos de su dignidad, el hecho de que el arca fuese trasladada o traspasada a los captores, era una vergüenza, la más grande humillación, PERO NO PARA DIOS. Al seguir la lectura se ve como Dios humilla a los dioses filisteos y avergüenza a los que osaron capturar el arca y que estos tiene que rogarle que los perdone y que se regrese a la tierra de los hebreos.
La vergüenza, la humillación es para los que invocamos el nombre de Dios, porque se ha puesto en evidencia lo vació de las confesiones de victoria, la hipocresía de llamar a Jesús Señor pero no hacer lo que Él manda, y tantas otras cosas que evidencian que en cuanto a principios, carácter y valores, no hay ninguna diferencia entre los “filisteos” y “el pueblo de Dios”. ¿Dónde está la gloria que se proclama cuando la corrupción corre abiertamente en la ciudad, cuando los cristianos no cumplen su palabra, cuando los valores éticos y morales son ignorados a cambio de dones, carisma, títulos y dinero, cuando los candidatos para dirigir la nación, en su mayoría carecen de valores éticos y morales? Y el señalamiento no es a ellos (los filisteos) sino a los que nos suponemos ser la luz y la sal. La Iglesia prefiere decir que es batalla espiritual, que el fin se acerca y el anticristo está a punto de manifestarse, que viene la gran tribulación, etc. pero la palabra de Dios sigue diciendo que es el pueblo de Dios el que debe arrepentirse y que entonces Dios obrará; la palabra de Dios sigue diciendo que la luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no la pueden apagar. La gran diferencia es que al pasarle la culpa al diablo, el pueblo se presenta como la víctima; pero al poner la responsabilidad donde la Biblia la pone, en el pueblo que invoca Su nombre, entonces la culpa es nuestra.
Consecuentemente, así como a la hora de la guerra, todo el griterío y júbilo del pueblo no sirvió para nada y fueron muertos en batalla, no es de sorprender que se sigan perdiendo batallas contra la inmoralidad rampante en el liderazgo, tanto político, eclesiástico, familiar como empresarial; no es de sorprender que la familia ya no sea el fundamento y núcleo de la sociedad; no es de sorprender que ya no haya respeto en las familias y consecuentemente, mucho menos fuera de ellas a los mayores, a la mujer, a los maestros etc. Es por esto que nos conviene recordar lo que dice Pedro:
“…Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios…Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador? De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien” (1 Pedro 4:15-19).

martes, 12 de julio de 2011

Cuida tu vida al final de la tarea

Lectura bíblica: Jueces 8: 20-35 (7:9)






8:20 Y dijo a Jeter su primogénito: Levántate, y mátalos. Pero el joven no
desenvainó su espada, porque tenía temor, pues era aún muchacho.
8:21
Entonces dijeron Zeba y Zalmuna: Levántate tú, y mátanos; porque como es el
varón, tal es su valentía. Y Gedeón se levantó, y mató a Zeba y a Zalmuna; y
tomó los adornos de lunetas que sus camellos traían al cuello.
8:22 Y los
israelitas dijeron a Gedeón: Sé nuestro señor, tú, y tu hijo, y tu nieto; pues
que nos has librado de mano de Madián.
8:23 Mas Gedeón respondió: No seré
señor sobre vosotros, ni mi hijo os señoreará: Jehová señoreará sobre vosotros.
8:24 Y les dijo Gedeón: Quiero haceros una petición; que cada uno me dé los
zarcillos de su botín (pues traían zarcillos de oro, porque eran ismaelitas).
8:25 Ellos respondieron: De buena gana te los daremos. Y tendiendo un manto,
echó allí cada uno los zarcillos de su botín.
8:26 Y fue el peso de los
zarcillos de oro que él pidió, mil setecientos siclos de oro, sin las planchas y
joyeles y vestidos de púrpura que traían los reyes de Madián, y sin los collares
que traían sus camellos al cuello.
8:27 Y Gedeón hizo de ellos un efod, el
cual hizo guardar en su ciudad de Ofra; y todo Israel se prostituyó tras de ese
efod en aquel lugar; y fue tropezadero a Gedeón y a su casa.
8:28 Así fue
subyugado Madián delante de los hijos de Israel, y nunca más volvió a levantar
cabeza. Y reposó la tierra cuarenta años en los días de Gedeón.
8:29 Luego
Jerobaal hijo de Joás fue y habitó en su casa.
8:30 Y tuvo Gedeón setenta
hijos que constituyeron su descendencia, porque tuvo muchas mujeres.
8:31
También su concubina que estaba en Siquem le dio un hijo, y le puso por nombre
Abimelec.
8:32 Y murió Gedeón hijo de Joás en buena vejez, y fue sepultado
en el sepulcro de su padre Joás, en Ofra de los abiezeritas.
8:33 Pero
aconteció que cuando murió Gedeón, los hijos de Israel volvieron a prostituirse
yendo tras los baales, y escogieron por dios a Baal-berit.
8:34 Y no se
acordaron los hijos de Israel de Jehová su Dios, que los había librado de todos
sus enemigos en derredor;
8:35 ni se mostraron agradecidos con la casa de
Jerobaal, el cual es Gedeón, conforme a todo el bien que él había hecho a
Israel.

Para el buen lector bíblico, Gedeón es el símbolo del instrumento de Dios que, se parece en mucho a nosotros.
Cuando Dios lo llama a servirle como soldado y jefe de la tropa, el se reconoce limitado y sin capacitación para esa tarea. Pide pruebas a Dios para estar seguro que no es alucinación suya ni automotivación de ser el libertador porque le agobiaba la presión de los madianitas, ladrones y destructores. Revisemos el capítulo 7 de los Jueces y lo entenderemos.
Pero esta mañana quiero enfocar lo que se nos olvida de esta historia, lo que no nos gusta porque quizá nos duele más que lo primero.
Después de librar la batalla y triunfar sometiendo al enemigo se nos puede pegar en las manos lo que no debemos topar.
Seguramente UD ha escuchado de los tesoros que quedan después de la conquista y que Dios dispuso no tocar ni usar, a esto se llama anatema.
Miremos un ejemplo de esto en el libro de los Jueces 6: 17-18 entonces entenderemos lo que es el anatema.
Ahora regresemos a nuestra lectura en Jueces 8, cuando la guerra había terminado y perseguía a Zeba y Zalmuna hasta darles muerte, pero luego toma del anatema y en el verso 27 se afirma que este anatema en forma de efod fue tropezadero a Gedeón y su casa.
Yo no sé cual es tu guerra y si ya las ganaste pero cuídate de no quedarte con la gloria para ti, peor hacer tropezadero con tu vida.
Dios te bendiga
Pr. Roberto Proaño

sábado, 9 de julio de 2011

Cuando Dios llama

Lectura bíblica: Jueces 4: 1-10 (8)

4:1 Después de la muerte de Aod, los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo
ante los ojos de Jehová. 4:2 Y Jehová los vendió en mano de Jabín rey de
Canaán, el cual reinó en Hazor; y el capitán de su ejército se llamaba Sísara,
el cual habitaba en Haroset-goim. 4:3 Entonces los hijos de Israel clamaron
a Jehová, porque aquél tenía novecientos carros herrados, y había oprimido con
crueldad a los hijos de Israel por veinte años. 4:4 Gobernaba en aquel
tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; 4:5 y
acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el
monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. 4:6 Y ella
envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te
ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Ve, junta a tu gente en el monte de
Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de
Zabulón; 4:7 y yo atraeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del
ejército de Jabín, con sus carros y su ejército, y lo entregaré en tus
manos? 4:8 Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no
fueres conmigo, no iré.
4:9 Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la
gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a
Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes. 4:10 Y juntó Barac a
Zabulón y a Neftalí en Cedes, y subió con diez mil hombres a su mando; y Débora
subió con él.


El tema de los jueces que gobernaban a Israel nos presenta al cuarto juez, se llamaba Débora, curiosamente es la única mujer que se levanta en esta posición y les brinda otros cuarenta años de paz.
Las primeras preguntas se levantan porque se conoce de la discriminación de género que caracterizaba a esos pueblos, más aún en la antigüedad y toleraron a una mujer como juez. Aprenderemos hoy que Dios llama a hombres y mujeres por igual. En el presente caso Barac falló al llamado y entonces le reemplazó Débora.
Personalmente soy de los pastores que reinvindico el rol de las mujeres en la vida de la iglesia de Jesucristo, aun desde la antigüedad. Este es el caso de Débora a quien conoceremos un poco esta mañana.
Hay otras figuras notables de mujeres de Dios que trascienden en la historia de la iglesia. Miremos algunas: Hulda en 2 Reyes 22:14; las hijas de Felipe en Hechos 21:8,9; Febe en Romanos 16:1. Sin contar con la madre de Juan el Bautista, Elizabet y la misma María madre de Jesús.
La siguiente pregunta es cómo Dios permite tanta violencia y matanzas como en este caso? Les tengo la respuesta a la luz de las escrituras.
La tercera pregunta está relacionada con los liderazgos en la actualidad. Tienen espacio las mujeres y hasta que nivel.
Cuál es el orden de Dios? En qué afecta al plan de Dios?
Hoy vivimos tiempos muy similares y quiera Dios usar a hombres y mujeres para grandes tareas.

sábado, 25 de junio de 2011

Es necesario que El crezca…

Lectura Bíblica: Juan 3:26-30 (30)



3:26 Y vinieron a Juan y le dijeron: Rabí, mira que el que estaba contigo al otro lado del Jordán, de quien tú diste testimonio, bautiza, y todos vienen a él.
3:27 Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.
3:28 Vosotros mismos me sois testigos de que dije: Yo no soy el Cristo, sino que soy enviado delante de él.
3:29 El que tiene la esposa, es el esposo; mas el amigo del esposo, que está a su lado y le oye, se goza grandemente de la voz del esposo; así pues, este mi gozo está cumplido.
3:30 Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.

Las palabras de Juan el Bautista eran a lo mejor un golpe fuerte para sus discípulos, puesto que estos lo tenían en gran estima y aun no entendía que Jesús era el Cristo. Juan el Bautista como todo hombre de Dios humildemente reconocía que Jesús era el Cristo y que por eso la gente quería escucharlo e ir en pos de Él. Algo que a lo mejor sus discípulos aun no alcanzaban a entender hasta este momento.
Pero sin lugar a duda la frase que más impacto me causa es la del versículo treinta: “Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe”.
Hoy en día todos aquellos que anhelamos agradar a Dios deberíamos decir: “Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe”, pero ¿Qué significa menguar?, menguar significa morir a nosotros mismos y permitir que la imagen de Jesús crezca en nuestras vidas.
Es una lástima ver como muchos “cristianos” que asisten regularmente a sus Iglesias dejan mucho que desear en su vida cotidiana, puesto que aun vienen arrastrando costumbres de la vida en pecado. Menguar significa que el viejo hombre que tenemos dentro vaya desapareciendo, no permitirle que haga lo que antes le gustaba hacer, no permitir que se sacie en el pecado, sino que se sacie en la verdad.
Definitivamente TODOS necesitamos menguar en nuestra vida, ya sea con nuestro caracteres, con nuestra forma de hablar, con nuestra forma de ver las cosas, etc. Muchos de nosotros no permitimos que Jesús crezca en nuestra vida, porque Él no puede crecer sobre un terreno lleno de pecado, pues no hay compatibilidad entre lo santo y lo impuro.
Amigo mío, Dios quiere crecer en ti, pero necesita una vida que esté dispuesta a menguar, una vida que reconozca sus limitaciones y sus debilidades humanas, pero que también tenga el deseo de salir adelante, de permitir que Jesús gobierne sobre su vida, para que así pueda mostrar en tu vida, la imagen de Cristo.
La única forma de permitir que Cristo crezca en nosotros, es comenzar a menguar, evitar el pecado, evitar las ocasiones para que este llegue a tu vida a tentarte, evitar las compañías que te motivaran a fallarle a Dios, eso y muchas cosas más te llevaran a que poco a poco vayas menguando a tu viejo hombre y cuando esto comience a ocurrir, Cristo comenzara a crecer, pues existirá un terreno que aunque no perfecto, pero que si está dispuesto a que la semilla de la verdad y la santidad crezca en él.
Julio Cabrera

viernes, 17 de junio de 2011

Hombre de fe sumergible

LECT. BIBLICA: GENESIS 6.9-22(22)



6:9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus
generaciones; con Dios caminó Noé.
6:10 Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a
Cam y a Jafet.
6:11 Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la
tierra llena de violencia.
6:12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba
corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.
6:13 Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la
tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré
con la tierra.
6:14 Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el
arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.
6:15 Y de esta
manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos
su anchura, y de treinta codos su altura.
6:16 Una ventana harás al arca, y
la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta
del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.
6:17 Y he aquí
que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en
que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.
6:18 Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos,
tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo.
6:19 Y de todo lo que vive, de
toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida
contigo; macho y hembra serán.
6:20 De las aves según su especie, y de las
bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de
cada especie entrarán contigo, para que tengan vida.
6:21 Y toma contigo de
todo alimento que se come, y almacénalo, y servirá de sustento para ti y para
ellos.
6:22 Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.


Hoy es día del padre y me permitiré hacer un acercamiento al modelo de padre que encontré en Noé, cuyo significado bíblico es descanso o consuelo.
Para quienes las fantasías existen esta es una de ellas. Para quienes creemos que son historias reales descritas en la biblia, aquí está una con múltiples lecciones.
La premisa del diluvo, hecho por el cual es famoso Noé, nos alerta de un hecho muy común en estos días.
Miremos con cuidado el verso 11 y notemos dos adjetivos calificativos que distinguían a ese momento: corrupción y violencia.
Basta escuchar un noticiero o leer un periódico en cualquier parte del mundo para toparnos ante nuestra mirada con situaciones similares.
En tal situación, Dios buscó a un hombre de su confianza total, Noé para proponerle un plan, descabellado, costoso, llamativo, original.
Construir una enorme arca cuyas medidas serían de 135 m de largo, 22.5 m de ancho, dividida en tres pisos de 4.5m cada uno. Se estima que daría cabida a 7000 animales.
Si pensamos en la construcción, es ya una gran tarea. Si lo propio hacemos con recolectar y transportar a los animales, otra inmesa tarea y finalmente el convivir en estas circunstancias bajo el agua, realmente nos impresiona hasta donde llegó la fe de este hombre.
E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová, dice la Biblia.
Esta mañana les invito a reflexionar en las cualidades de este hombre de Dios y a extraer las lecciones de fe que nos deja, viviendo bajo las aguas.
Felíz día padres, que Dios nos bendiga siempre.
Pr. Roberto Proaño

Skype

Si quiere utilizar Skype y no tiene el programa, descárgalo gratis aquí

Para comunicarse con el Skype de la Iglesia Siloé, haga click sobre éste botón

Skype Me!™